image_all_FitV4_2022Q3_YOGA_3D_wScreen_Cropped_CMYK

5 errores comunes durante el entrenamiento

Una cosa con la que todos estamos de acuerdo es que el entrenamiento de fuerza es clave para desarrollar músculo; sin embargo, existen algunos errores durante el entrenamiento que pueden impedirnos alcanzar esta meta. 

Para conseguir más fuerza es común que usemos pesas, bandas de resistencia y aparatos que usan peso extra o bien, el de nuestro cuerpo ¡y eso está bien! En todo caso, es importante que evites las siguientes prácticas comunes pero erróneas en tus rutinas de fuerza, ya que pueden arruinar tu progreso o, peor aún, lastimarte.

Cargar mucho peso demasiado rápido

Levantar mucho peso apenas comenzaste a entrenar puede causarte lesiones graves y, por ende, alejarte de la actividad por un tiempo. En su lugar, los expertos recomiendan empezar con poco peso para practicar y mejorar tu técnica; una vez que la hayas dominado, ahora sí, podrás incrementar el peso que levantas poco a poco.

Saltarte los días de descanso

La creencia de que más es mejor cuando hablamos de actividad física está muy extendida, sobre todo si se trata del entrenamiento de fuerza. No obstante, es importante que tengas en cuenta lo siguiente: al levantar pesas, se producen pequeños desgarros las fibras musculares de nuestro cuerpo. Entonces, descansar es importante, ya que permite que nuestros músculos se recuperen y crezcan más fuertes; no hacerlo interrumpe este proceso y hace que no notemos avances.

Levantar poco peso

Resulta, en ocasiones, bastante tentador hacer ejercicio con poco peso porque resulta muy cómodo; sin embargo, es necesario recordar que, para volvernos más fuertes, tenemos que desafiarnos. ¿Cuál es el peso ideal? la recomendación es que hagas de 10 a 12 repeticiones con buena técnica y que las últimas resulten desafiantes.

Mezclar muchos entrenamientos

Los músculos necesitan una rutina con repeticiones constantes para crecer, así que cambiar de ejercicios frecuentemente le niega a tu cuerpo la oportunidad de adaptarse y mejorar con el tiempo.

Para mejorar tus resultados, te recomendamos seguir un plan de entrenamiento de fuerza de entre cuatro y seis semanas en el que te concentres solamente en aumentar el peso que levantas poco a poco.

Descuidar la alimentación

Algunas veces invertimos mucho tiempo en la rutina, y poco o nada en lo que proporciona energía a nuestros músculos. El cuerpo necesita proteínas y calorías suficientes para desarrollar y mantener el tejido muscular, así que no consumir las que necesitas puede provocar que tu organismo las tome directamente de los músculos para generar energía, lo que impedirá que crezcan e incluso que se mantengan.

El entrenamiento de fuerza es una excelente forma de mejorar tu salud, tu resistencia y tu condición física, por lo que debes realizarlo correctamente para así aprovechar al máximo sus beneficios. Si, además de seguir un plan bien definido, estás atento a tu técnica y tu alimentación, podrás alcanzar los mejores resultados.

¿Conocías estos errores durante el entrenamiento?

Compártelo con tus amigos:

Facebook
Twitter
Email