descansar-mejor

6 tips que te harán descansar mejor

Con los dispositivos Fitbit puedes rastrear tus estadísticas de sueño para obtener una imagen de tu salud las 24 horas, los siete días de la semana. Pero después de seguir tu descanso y visualizar los datos, ¿qué haces con ellos?

Si te sientes inquieto, te despiertas a menudo durante la noche o simplemente tienes problemas para conciliar el sueño, hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu reposo. Seguro te tomará algunas semanas modificar hábitos y controlar tu descanso cada noche, pero entre mejor calidad de éste tengas, mejor te sentirás durante el día.

1. Apaga las luces

No solo las principales, todos los dispositivos electrónicos deben atenuarse o apagarse tanto como sea posible a cierta hora. Si no puedes bloquear la luz en tu habitación, considera usar una máscara para dormir.

2. Desconéctate

Y lo decimos en serio. Ver televisión o navegar en internet mantiene la mente despierta. Evitar ciertos dispositivos justo antes de acostarse te ayudará a conciliar el sueño más rápido.

3. Acuéstate a una hora razonable

Comienza a prepararte para ir a la cama con los recordatorios de Fitbit. Lo último que quieres es acostarte dando vueltas, porque el cuerpo no se encuentra listo para quedarse dormido. Ve poco a poco cortando la rutina a cierta hora para irte a descansar en el momento ideal y tu organismo se acostumbrará.

4. Fija un horario de sueño

Establece acostarte a la misma hora todas las noches para ayudarte a conciliar el sueño más rápido. El cuerpo anhela regularidad y mantener el ritmo circadiano marcado es extremadamente importante para conseguir un sueño de calidad.

5. Mantén la habitación fresca

Los estudios demuestran que es más sencillo quedarse dormido cuando la temperatura es más fresca. Si hace demasiado calor o frío, puede ser más difícil.

6. Actívate más

Alcanzar tu objetivo de pasos diarios también te ayudará a dormir mejor. Intenta hacer un esfuerzo para ejercitarte durante el día y tu calidad de sueño debería mejorar.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email