Caminar con peso

Consejos para caminar con peso y no morir en el intento

¿Estás ansioso por ponerte en forma y perder algunos kilos de más, pero no crees que regresar al gimnasio sea por ahora la mejor opción? Muchas personas tratan de encontrar una rutina de ejercicios que sea eficaz y que pueden convertir en un hábito diario. Por ello, una recomendación muy popular es caminar, puesto que aporta grandes beneficios físicos y mentales a tu día.

Cabe destacar que muchas personas intentan combinar el levantamiento de pesas con caminatas diarias; esta es una gran idea siempre y cuando se lleve a cabo correctamente.

Aquí te mencionamos algunos consejos para caminar con pesas y ayudarte a lograr un entrenamiento integral.

El peso adecuado

Uno de los errores más comunes al iniciar cualquier rutina de entrenamiento que involucra pesas es agregar un peso que nunca has experimentado y al que tu cuerpo no está acostumbrado.

Mejor comienza con mancuernas ligeras de modo que puedas caminar sin sentir molestia alguna; con el paso de los días aumenta la resistencia para que poco a poco puedas sostener más peso cada vez.

¿Más ligero de lo que esperabas?

A diferencia del levantamiento de pesas, el objetivo de caminar con peso añadido es aumentar la quema de calorías con el tiempo e incrementar ligeramente la resistencia de tus músculos.

Cuando caminas con mancuernas, concéntrate en la quema de calorías a largo plazo; una caminata de 30 a 45 minutos con pocos kilos de peso adicional puede marcar una gran diferencia.

Un entrenamiento completo mientras caminas

Hasta este punto ya tienes una mejor perspectiva de cómo caminar con peso añadido de forma correcta sin sufrir complicaciones o posibles lesiones. ¿Pero cómo convertir la caminata con pesas en un entrenamiento completo?

Caminar es probablemente el ejercicio más sencillo que existe y hacerlo regularmente sin peso es ya bastante benéfico para la parte inferior y el core del cuerpo, en especial si utilizas polainas en los tobillos, pero el peso adicional eleva este ejercicio a un nuevo nivel, ya que podemos comenzar a pensar en la parte superior.

Activar brazos y hombros es el objetivo, caminar con pesas a mano alzada o incluir movimientos circulares con los brazos será de gran ayuda.

Mejora el cardio

El cardio va de la mano con la quema de calorías extra al añadir peso adicional. Si combinas el aumento de peso con la intensidad del ejercicio, aumentarás el trabajo general que tiene que hacer el corazón para suministrar a los músculos los nutrientes y el oxígeno que necesitan.

Recuerda que el cardio es muy importante para la salud en general: un corazón fuerte será menos propenso a sufrir enfermedades cardiacas e hipertensión.


*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado: no utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Antes de cambiar tu dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios, consulta siempre a tu médico.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email