rutina-rapida-y-facil

Ejercítate 10 minutos al día

Cuando la mayoría de las personas planifica su ejercicio para la semana, programa los días que asistirá al gimnasio ¡y listo! Pero, ¿qué pasa si, en lugar de no hacer nada el resto de los días, proyectas una rutina de solo 10 minutos? Y sí, estamos hablando de todos los días. Sin excepciones.

“Saber que tienes que hacer algo te vuelve responsable, crea una rutina y obliga a dejar de lado las excusas”, señala Tracee Badway, instructora de Studio Three, en Chicago. En otras palabras, darte cuenta de que necesitas hacerlo te compromete a buscar la oportunidad de comenzar tu sesión, incluso en los días en que preferirías descansar. “Todo el mundo tiene 10 minutos. ¡Haz sentadillas mientras te lavas los dientes y habrás terminado el 20 por ciento!”, recomienda Badway.

Entonces, ¿qué cuenta? Cualquier cosa que ayude a aumentar el ritmo cardiaco o trabaje los músculos. “Realiza abdominales durante los cortes comerciales de tu programa favorito, sube las escaleras de dos en dos camino al trabajo o salta mientras esperas que termine tu canción preferida”, añade Badway. “¡Y cuando todo lo demás falla, toma un poco de aire fresco dando un paseo rápido!”.

¿Prefieres seguir una rutina? Prueba una de éstas creadas por Tracee.

HIIT matutino

Completa un minuto de cada ejercicio. Luego repite una vez todo el circuito para una quema rápida y desafiante de calorías. Realiza 10 repeticiones de estos movimientos hasta completar los 10 minutos:

  • Sentadillas
  • Saltos con sentadillas
  • Flexiones
  • Planchas (cuenta 15 a 20 segundos)
  • Burpees

¡Te sentirás excelente después de la rápida sesión!

Rutina versátil

Cuando te encuentras de viaje o lejos de casa, necesitas una rutina que puedas hacer en cualquier lugar. Realiza cada movimiento durante un minuto y repite una vez todo el circuito.

Desplantes en movimiento: Avanza con la pierna derecha y baja la rodilla izquierda hasta tocar el piso, asegurándote de que la rodilla derecha no rebase los dedos de los pies. Empuja hacia arriba y da un paso adelante con la pierna izquierda, bajando para colocar la rodilla derecha en el suelo. Sigue así.

Mountain climbers: Comienza en una posición de flexión y lleva una rodilla al pecho y luego la otra. Alterna ambas piernas.

Flexiones de tríceps: Similar a una flexión normal. Se hace con las manos mucho más juntas (pulgares y dedos del puntero deben tocarse para formar un diamante). Y no te preocupes, ¡hacerlo de rodillas está bien!

Sentarse en la pared: Párate con la espalda apoyada contra la pared y deslízate hacia abajo, hasta que las rodillas queden en un ángulo de 90 grados. Mantén la posición por unos segundos.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email