Extrañas el gimnasio?

¿Extrañas el gimnasio? Intenta entrenar en tu parque más cercano

Probablemente entrenar en casa se ha vuelto parte de tu rutina como para la mayoría de las personas, pero quizá quieras tan sólo un cambio ocasional de escenario. 

Ahí es donde puede entrar en juego el parque más cercano. Sus características y su espacio lo hacen el lugar perfecto para sudar cuando no te sientas tan inspirado en casa. 

Solo asegúrate de tomar algunas precauciones mientras estés allí, como mantener la distancia y desinfectar tus manos después de tocar cualquier equipo compartido que pueda estar disponible. 

¿Listo para empezar a moverte? A continuación, te mostramos cómo utilizar algunas de las funciones más comunes que encontrarás en un parque:

Bancas

Estos asientos se pueden usar para mucho más que para recargar una mochila. Katie Peters, propietaria de Underground Training en Nueva York, recomienda utilizarlos como escalones. Sube al banco con el pie derecho, párate y sube la rodilla izquierda, luego baja con el pie izquierdo y el derecho. Continúa alternando el pie con el que comenzaste.

También puede usar el banco para push ups inclinados colocando las manos en el banco en lugar de hacerlo en el suelo, fondos de tríceps (hacerlos con las rodillas dobladas es más fácil, las piernas rectas es más difícil) o sentadillas divididas.

Da un gran paso hacia adelante, luego levanta la pierna derecha detrás de ti y coloca el pie derecho en el asiento del banco. Flexiona la rodilla izquierda y baja el cuerpo hasta que la rodilla esté aproximadamente a 90 grados. Haz una pausa, luego, párate con  tu pie izquierdo para. Repite cambiando de lado.

Otro movimiento de banco, favorito de la entrenadora personal Dannah Bollig, es realizar impulsos de rodilla en plancha alta. Sostén una tabla alta con las manos en el banco y los pies en el suelo, luego lleva tu rodilla derecha hacia el pecho seguida de la rodilla izquierda.

Árboles

Bollig dice que las superficies sólidas como el tronco de un árbol o el poste que sostiene un aro de baloncesto pueden ser excelentes para realizar wall sits. Con la espalda contra el árbol, baja el cuerpo hasta que las rodillas estén dobladas 90 grados, alineando pies con rodillas, y mantén la posición durante 30 segundos (¡es más difícil de lo que parece!)

Columpios

Muchos gimnasios tienen algo llamado TRX, que es un sistema de suspensión que te permite hacer algunos movimientos bastante locos. “El columpio básicamente puede hacer lo mismo”, dice Peters. 

Si tu parque cuenta con columpios, prueba con un lanzamiento de pie: sostén el columpio con ambas manos, aprieta los abdominales y mantén el pecho hacia arriba con la mirada hacia adelante. 

Empujando tu peso en el columpio y manteniendo los pies en su lugar, inclínate lentamente hacia adelante. Con un movimiento lento y controlado, guía el columpio por encima de la cabeza con los brazos rectos.

Barras

Si puedes usarlas para hacer dominadas, ¡genial! Pero ese es un movimiento bastante avanzado, por lo que también puedes intentar colgarte el mayor tiempo posible una posición de dominada, esto es, con los codos doblados y el mentón por encima de la barra.

Si las barras están lo suficientemente bajas, prueba las dominadas con salto. Aférrate a la barra con los pies en el suelo y luego salta lo más alto que puedas tratando de pasar la barbilla por encima de la barra (o lo más cerca posible de ella). 

Alternativamente, intenta hacer dominadas (con las palmas hacia ti en lugar de mirar hacia otro lado para las dominadas) o excéntricas para ayudar a desarrollar la fuerza.

Escalones y cercos

Ambas pueden usarse para algo llamado caminatas laterales. “Mira hacia los lados, sube los escalones o la cerca y luego vuelve a bajar antes de hacerlo en la otra dirección”, dice Peters. También son el lugar perfecto para terminar tu entrenamiento. 

“Es fantástico hacer un finalizar con algo de cardio en el que te esfuerzas mucho durante tres o cuatro minutos”, dice Peters. Su sugerencia: correr cuesta arriba, luego vuelve a correr hacia abajo y repite durante unos minutos para salir con fuerza.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado: no utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Antes de cambiar tu dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios, consulta siempre a tu médico.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email