1680 × 1050

Haz ejercicio de forma más eficiente con Minutos en Zona Activa

No todos hacemos ejercicio de la misma forma, por ello, Fitbit desarrolló Minutos en Zona Activa, para ayudarte a entender cómo tu actividad física contribuye a tu salud general, más allá de la cantidad de pasos que realizas al día o tu rutina de ejercicio. ¡Es una maravilla!

La forma de medir tu rendimiento deportivo cambiará totalmente con Fitbit. Con el monitoreo de frecuencia cardiaca 24/7 de Fitbit PurePulse ®, Minutos en Zona Activa, usa tu frecuencia cardiaca personalizada para monitorear tu esfuerzo durante cualquier actividad, desde clases de intervalos de alta intensidad o power yoga, hasta una caminata vigorosa.

¿Cómo funciona?

Gana minutos extra por cada minuto de actividad moderada en la zona de quema grasa y dobla tus minutos por actividad vigorosa en las zonas de cardio. Los Minutos en Zona Activa hacen los cálculos por ti para que puedas aprender rápido cuánto necesitas para alcanzar tus metas diarias y semanales.

¿Qué más ofrece Minutos en Zona Activa?

Podrás recibir alertas en tiempo real en tu muñeca cada vez que cambies de zona para que puedas incrementar o reducir la escala, de modo que tu ejercicio sea más eficiente.

Además, al terminar tu sesión de ejercicios podrás ver un resumen detallado de tus zonas de frecuencia cardiaca en la aplicación de Fitbit®, incluido el progreso hacia tus objetivos, para que puedas continuar desafiándote a ti mismo, haciendo que cada minuto cuente.

Los Minutos en Zona Activa se basan en recomendaciones de las principales organizaciones de la salud, incluida la OMS y el Departamento de Salud de los Estados Unidos, quienes recomiendan realizar 150 minutos de actividad moderada, o 75 minutos de actividad vigorosa, cada semana, lo que se relaciona con una mejor salud en general y bienestar, prevención de enfermedades, función cognitiva mejorada, menos ansiedad y mejor calidad del sueño.

¡Aprovecha esta funcionalidad en tu Fitbit Charge 4 y muévete de forma más eficiente cada día!

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email