Revivir rutina de ejercicios

Cinco formas para reactivar tu rutina de ejercicios

Sin importar si ves que el Sol se pone más temprano cada día, no puedes ir al gimnasio o estás lidiando con tu trabajo y los niños, es fácil darse una escapada para hacer ejercicio hoy, otra mañana y una más pasado mañana. Y es que el progreso del ejercicio es una cuestión de rutina: un estudio de 2019 sugiere que las personas que mantenían una pérdida de peso tendían a programar sus entrenamientos de manera similar todos los días.

Especialmente durante el invierno, es común que los deportistas eviten su régimen típico según Lee Jay, entrenadora personal, instructora de pilates y nutricionista especializada en clientes nuevos en el fitness. “Los días son más cortos, lo que significa que si haces ejercicio antes o después del trabajo es probable que lo hagas a obscuras”, dice.

“Cuando estamos comprometidos con una rutina, nuestras mentes están preparadas para asumir esta carga de trabajo y nuestros cuerpos se aceleran para funcionar”, añade Jay. “Una vez que rompemos este impulso, se necesita una inmensa energía, en el frente mental y físico para que las cosas vuelvan a funcionar”.

Cuando superas el obstáculo, la motivación tiende a incrementarse rápidamente, pero esa primera barrera es a mayor. Si estás luchando por encontrar fuerzas para poner en marcha tu régimen de ejercicio, aquí te mostramos cómo hacerlo.

Fija hora y fecha para tu entrenamiento

Prepara una cita contigo mismo que incluya una caminadora o tus zapatos para caminar al aire libre. -“Mantén la hora y las fechas fijas en el calendario semanalmente establecidas”, dice Jay. “Piensa en ellos como tiempo para ti en lugar de trabajo duro”.

Elige actividades que puedes disfrutar para mantener el rumbo. “Si lo tuyo es una ráfaga rápida de HIIT (entrenamiento en intervalos de alta intensidad), pero crees que deberías probar pilates, apégate al HIIT por ahora”, agrega Jay.

Ejercítate temprano

Trata de hacer ejercicio por la mañana para que no sea un pendiente más; de acuerdo con Jay, “cuanto más lo pospongas, es menos probable que lo hagas”, y esto es especialmente cierto cuanto más temprano oscurece y baja la temperatura.

Por lo demás, procura realizar entrenamientos cortos e intensos. “Llevar a cabo cuatro entrenamientos de 30 minutos a la semana es menos abrumador y más factible que cuatro entrenamientos de una hora”, afirma Jay.

Empieza en casa

No necesitas un gran gimnasio ni lo último en equipamiento: puedes reactivar tu régimen de ejercicios desde la comodidad de tu hogar. “Las clases en línea son el mejor punto de partida, especialmente si eres alguien que prefiere la orientación y la motivación de los demás en sus entrenamientos”, dice Jay.

“Hay una gran cantidad de entrenamientos en línea, desde HIIT y fuerza hasta yoga, pilates y barre, muchos de los cuales son gratuitos u ofrecen pruebas de dos semanas”.

A partir de ese punto no busques más: Fitbit Premium, nuestra membresía de paga, te ofrece información útil para acceder a métricas de salud más profundas y contiene cientos de entrenamientos y meditaciones, nuevos desafíos, juegos y más.

Tampoco es necesario que tomes una clase desafiante todos los días: puedes apagar las luces, encender algunas velas y hacer pilates o yoga suave y de bajo impacto.

Establece metas concretas

¿Quieres correr un medio maratón o mejorar el levantamiento de pesas? “Ten un objetivo en mente, algo que puedas conseguir y que sea relevante para tus aspiraciones de acondicionamiento físico, y anótalo”, dice Jay.

Si todavía tienes dificultades, reúnete virtualmente con un amigo o llámalo para conversar mientras caminas.

Piensa holísticamente

No hagas ejercicio solamente para mantener cierto peso: recuerda que tu propósito principal es obtener beneficios positivos para tu salud física y mental, desde un mejor sueño hasta una mejor resistencia a largo plazo.

La ciencia ha demostrado los efectos positivos que tiene nuestro estado de ánimo”, afirma Jay. “Ten esto en cuenta si tu energía o motivación disminuye”.

Recuerda, solo se necesitan 21 días para crear un hábito, así que comienza hoy y apégate a él. En tres semanas, no querrás saltarte tu entrenamiento diario.

https://www.instagram.com/p/CKeKw-DDP8e/

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado: no utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Antes de cambiar tu dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios, consulta siempre a tu médico.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email