subir-de-peso-covid

Cómo COVID-19 impactó en la ingesta de carbohidratos y el control de peso

Quizá hemos notado que, durante esta contingencia sanitaria global, nos movemos menos y dormimos más. ¿Qué efectos tiene esto para nuestro peso?

Observemos los datos ingresados por millones de usuarios de Fitbit desde finales de marzo hasta finales de junio (esto es, el periodo en que las restricciones a la interacción social se generalizaron, especialmente en los Estados Unidos) para ver el impacto de la cuarentena en nuestro peso.

Primero, las buenas noticias. La emergencia sanitaria por COVID-19 llegó al mundo a principios de año, cuando muchos de nosotros estábamos concentrados en perder el peso ganado durante las vacaciones de diciembre.

Incluso con la pandemia, los usuarios de Fitbit pesan menos ahora que en enero; sin embargo, es importante aclarar que, al menos en los Estados Unidos, los usuarios de Fitbit no perdieron tanto peso como lo hacen normalmente en la transición de invierno a primavera.

De hecho, según los nuevos datos de usuarios de Fitbit en Estados Unidos, las mujeres aumentaron de peso en gran medida esta primavera, mientras que los hombres tuvieron más probabilidades de perderlo.

En promedio, las ganancias y pérdidas han sido leves: menos de medio kilo para las mujeres de todas las edades, excepto las de 30 a 49 años, que promediaron una ganancia ligeramente mayor a 600 gramos. Entre los hombres, los más jóvenes perdieron peso, mientras que el rango de edad de 30 a 59 se mantuvieron en gran medida igual.

Las tendencias fueron similares en algunas ciudades internacionales. Las usuarias de Fitbit en Londres, por ejemplo, comenzaron a ganar peso en abril. Sin embargo, en ciertas ciudades como Tokio, tanto hombres como mujeres mantuvieron su peso durante la primavera.

El hecho que todo mundo horneara su propio pan también se manifestó en los datos de registro de alimentos. El porcentaje que los carbohidratos representan del total de calorías consumidas comenzó un ascenso casi al mismo tiempo que las órdenes de refugio en el lugar se extendieron por los Estados Unidos. Ciertamente muchos de nosotros recurrimos al pan y a otros carbohidratos durante nuestro tiempo en casa.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email