superar-duelo

Cómo practicar el autocuidado en el duelo

Todos tendremos algo que lamentar en cierto momento a lo largo de nuestras vidas. Por terrible que suene, es inevitable que algún evento imprevisto suceda y nos sacuda desde lo más profundo, como puede ser la pérdida de un ser querido, el final de una relación o, incluso, algún problema en la esfera laboral o profesional. La respuesta a estos acontecimientos varía de persona a persona.

Se han identificado cinco etapas del duelo por las que pasamos de maneras diferentes y en distintos momentos:  negación, depresión, enojo, negociación y aceptación. Conocerlas y comprenderlas es de gran utilidad.

Cuidar nuestra salud es una prioridad tan importante durante el duelo como en cualquier otro momento de la vida, y un estilo de vida saludable puede ser de mucha utilidad. Por ello, aquí te damos algunos consejos para ayudarte un poco a mantenerte saludable mientras pasas por alguna situación complicada:

Reconoce tus sentimientos y emociones.

Entiende que vas a experimentar una gran cantidad de emociones y que es normal; date permiso para sentirte triste, deprimido, enojado o solo porque todo esto es parte del proceso. Ten siempre presente que, ante cualquier emoción negativa que continúe por un periodo largo, lo más recomendable es buscar ayuda profesional.

Delega

Es probable que pierdas interés, motivación o energía para completar ciertas tareas, y también que amigos y seres queridos se ofrezcan como voluntarios para ayudarte en ese caso. Curiosamente, sin embargo, la mayoría de las personas muy pocas veces aceptan este apoyo.

Intenta escribir una lista de cosas en lo que necesitarás ayuda, como comprar comestibles, trapear o cocinar; así, tus amigos y familiares podrán ayudarte a identificar esas tareas.

Mantente activo

Incluso un poco de actividad física puede ser lo indicado y, para ello, no necesitas realizar una rutina extenuante y de larga duración. Una caminata por el vecindario, un entrenamiento HIIT rápido, trotar  o una actividad relajante, como yoga o estiramientos, pueden ayudar a tu cuerpo y mente a liberar cualquier tensión, dándote además una reconfortante sensación de logro.

Habla con alguien

Si bien es crucial reconocer tus emociones, también puedes necesitar hablar con alguien de confianza, como un profesional, un amigo o un familiar. Si esto no es una opción, puedes buscar grupos de ayuda. Fitbit tiene una gran comunidad con muchos grupos cuyas temáticas son alimentación saludable, diabetes, caminar y entrenamiento de fuerza.

Tener a alguien con quien hablar sobre lo que sientes es importante para procesar tu dolor y tus diversas emociones. Decir esos pensamientos en voz alta e incluso plantear o responder preguntas te ayudará a comprender mejor las cosas y continuar tu proceso de la mejor forma.

Comer

Algunas personas experimentan pérdida de apetito durante el duelo; procura darle a tu cuerpo el combustible que necesita para seguir funcionando. Acepta comidas de amigos y familiares si te es posible y, sobre todo, nutre a tu cuerpo lo mejor que puedas.

Evita aislarte

Si bien puedes sentir la necesidad de estar en casa, solo, encontrar tiempo para salir, ya sea solo o con amigos y familia puede ayudarte a reír un poco, a distraerte de tus pensamientos por un momento.

Recuerda que el duelo será distinto de persona a persona, y si bien la salud puede no ser lo primero que se te venga a la mente, sí es importante cuidarla como parte de un proceso integral para superarlo. Tómate tu tiempo durante el duelo y ten en consideración, si te es posible estos pasos que sin duda pueden ayudarte en un momento difícil.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email