subir-de-peso-en-vacaciones

Formas de disfrutar las vacaciones sin subir de peso

Esta es la temporada perfecta para romper la dieta. Entre las golosinas que abundan y el clima frío, solo se antoja disfrutar, dejar de entrenar y comer mucho, lo cual puede arruinar ese impulso saludable que has estado construyendo durante todo el año.

Para mantener intactos tus objetivos de salud y seguir disfrutando las vacaciones, debes pensar estratégicamente cómo abordar la alimentación y bebida en esta época. Por lo tanto, sí, prepárete para los platillos típicos de estas fiestas, pero también para comerlos con un poco de autoconciencia. A continuación, te decimos cómo sobrevivir a las vacaciones sin engordar en el intento:

Planea tus antojos por adelantado

Si vas a un festejo navideño, decide si comerás una rebanada de pastel o beberás un poco de ponche, pero no quieras tomar y comer de todo. “Si no estás seguro de lo que se servirá en un restaurante o en la fiesta de un amigo, revisa el menú en línea o pregunta con anticipación”, dice Lauren Popeck, RD, dietista de Orlando Health. “Si te gusta el postre, opta por probar porciones pequeñas para que puedas darte ese gusto”.

Piensa si el antojo es especial o no

Las galletitas navideñas son realmente especiales cuando alguien a quien queremos las prepara o nos las regala. Si ese es el caso, entonces cómelas y disfrútalas”, comenta Popeck. “Solo sé inteligente con el tamaño de la porción”. De esa forma, te sentirás mejor.

No entres en pánico

Si te excedes, mantén la calma, no hay por qué alterarse. Relájate sin pensar en la comida pesada y cargada de carbohidratos, ya que es algo común que sucede en esta época del año. Solo piensa en alimentos ligeros la próxima vez que vayas a comer (y hasta que te sientas mejor). “No te saltes las comidas, solo aligera la próxima con una ensalada o un poco de proteína magra y vegetales con alto contenido de agua para eliminar la hinchazón”, explica Popeck. Lechuga, pepino, apio y pimiento, son recomendables.

Aléjate de los snacks

Cuanto más cerca estés de los aperitivos o la mesa de refrigerios, es más probable que caigas en la tentación, de acuerdo con una investigación de 2006 del Laboratorio de Alimentos de la Universidad de Cornell. “Céntrate en socializar en las reuniones”, dice Popeck. “Ve a jugar y sigue moviéndote más allá de la mesa de bocadillos”. Si estás cocinando y no puedes alejarte de la comida, mantén cerca una bandeja de verduras. Cuando sientas la tentación de probar algo, come pepino, zanahoria o apio cortados previamente.

Camina lo más que puedas

Quizá no puedas entrenar como durante todo el año, pero intenta mantenerte en movimiento. Camina o sube escaleras, y si vas a alguna plaza estaciónate lo más lejos de la entrada para caminar algunos metros más. Todo cuenta.

Que tu sueño siga normal

Es difícil terminar de hacer todo lo que queremos durante la agitada temporada invernal, pero sacrificar tu descanso para envolver regalos no le hará ningún bien a tu cintura. Según investigaciones, solo una noche de privación del sueño conduce a una mayor actividad en la región del cerebro que controla la motivación para comer, lo que significa que es más probable que caigas en la tentación. Por lo tanto, mantén tu rutina de reposo intacta. “Y si tienes ganas de comer algo a última hora de la tarde, una taza de té puede ayudarte”, afirma Popeck.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email