aislamiento-social-problemas

Los efectos del aislamiento social en la salud mental

Sin lugar a dudas, la emergencia sanitaria por COVID-19 ha cambiado muchos aspectos de nuestras vidas, en especial, la forma en que socializamos.

Los encuentros sociales se han convertido en videollamadas esporádicas o mensajes de texto, mientras que de manera presencial se han cancelado o pospuesto. A pesar de una aparente contradicción debida a la tecnología, parece que hay menos oportunidades de conectarse con la gente y eso puede tener efectos en tu salud.

Según un estudio publicado en 2015, los investigadores encontraron que los efectos de mantenerse alejado de otros podrían ser tan profundos como fumar 15 cigarrillos al día, dos veces tan perjudicial para la salud física y mental que la obesidad.

Karla Ivankovich, PhD, consejera clínica con sede en Chicago, IL, dice que ha tenido “sesiones sin parar” con personas que luchan por el aislamiento de COVID-19. “Las relaciones han comenzado a tener dificultades, la gente está recurriendo a mecanismos inapropiados para pasar el tiempo, como comprar en línea o beber en exceso”, dice. “La gente está empezando a aislarse ahora por elección, lo cual es preocupante”.

Con la tecnología para entretenernos y el consejo de mantenerse alejado de los demás, es tentador bloquearse o, simplemente, no comunicarse con los demás, siquiera por teléfono o videollamada, explica. A pesar de la confusión actual, las personas se acostumbran a nuevas rutinas, de las cuales el aislamiento es un efecto secundario negativo, aunque muy importante.

Sin embargo, la conexión social es necesaria para mantenernos sanos. Según la investigación, mantenerte en contacto con tus seres queridos puede evitar los efectos del estrés que pueden debilitar la función inmune y provocar resistencia a la insulina y problemas intestinales, entre otros problemas de salud. Ivankovich dice que la conexión humana ayuda a “disminuir el riesgo de depresión y ansiedad, mejorando la regulación emocional y el bienestar general”.

Aquí te dejamos algunos tips que pueden ser de ayuda:

Salir al aire libre

El Dr. Jeff Pothof, director de calidad y seguridad de UW Health en Madison, comenta que está bien reunirse en pequeños grupos. “La buena noticia es que estar al aire libre es mejor que estar adentro, especialmente si estarás cerca de otros”, dice Pothof.

Si socializas con otros, asegúrate de mantener una buena higiene de manos; empaca tu desinfectante para manos, úsalo regularmente y, por supuesto, usa una mascarilla.

Mantén la distancia, incluso en un grupo pequeño

Esto no significa que debas olvidarte de las reglas de sana distancia. Ten presente que las personas pueden tener el virus y transmitirlo incluso si no tienen síntomas visibles.

Por ello, procura siempre mantenerte a dos metros de distancia mientras socializas. “Cuanto más pequeño es el grupo, más seguro es”, dice Pothof. “En nuestro sistema de salud, recomendamos  grupos no mayores de diez personas”. Si estás organizando una reunión, puede ser buena idea hacerlo en el jardín y con la respectiva sana distancia: un nuevo tipo de fiesta.

Usa cubrebocas

Si estás en exteriores, con una distancia sana, la mascarilla puede hacer una gran diferencia, dice Pothof, puesto que evita la transmisión de la enfermedad a otra persona si tienes pocos o ningún síntoma.

“Durante una pandemia, la mascarilla es un gesto de que estamos juntos frente a ella“, dice Pothof. “Te protegeré y tú me proteges a mí, para que podamos volver a las cosas que queremos hacer porque hemos disminuido la transmisión”.

Aquí puedes encontrar más información sobre el uso de cubrebocas, solo da clic en la imagen:

Cuidado con tu comida y bebidas

Tal vez no es lo más práctico del mundo, pero es lo más seguro. Asegúrate de que la comida y las bebidas estén envueltas o empacadas individualmente. “No es tan divertido como tener una barbacoa clásica, pero definitivamente es lo mejor para este verano”, dice Pothof.

Y, por supuesto, no compartas alimentos o bebidas con otros. Ten en cuenta dónde preparas tu bebida para evitar la contaminación cruzada.

Haz citas virtuales

Con amigos que podrían estar en mayor riesgo o que prefieren no socializar físicamente, puedes tener citas virtuales. Esto es especialmente importante para quienes viven solos, como los solteros o las personas mayores que tienen un alto riesgo de contraer COVID-19 y que, en general, están más aislados de los demás, dice Ivankovich.

Necesitamos considerar nuevas formas de estar en contacto, al menos por un tiempo. “Tenemos una nueva norma, nos guste o no”, dice Ivankovich. “Una alternativa es estar descontentos con la situación, lo que seguramente disminuye nuestro estado de ánimo, o podemos considerar alternativas a la antigua forma de hacer las cosas para volver a las cosas y a las personas que nos hacen felices”.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email