comenzar-a-ejercitarse

Tips efectivos para los que no realizan actividad física

Comienza a ejercitarte con el pie derecho y consigue tu objetivo fit.


¿Quieres comenzar con una vida fit? Quizá los ejercicios o las rutinas de alta intensidad no sean lo mejor para ti, por lo que te recomendamos hacer algunas actividades, como caminar, para ir aumentando tu nivel y notar cambios poco a poco.

Recuerda que tampoco necesitas hacer una cantidad enorme de ejercicio para ver resultados. Comienza paulatinamente junto con tu alimentación, de modo que sea un avance constante y evites estancarte.

¿Listo? Es momento de poner en práctica los tips efectivos, así que sigue estas cuatro reglas básicas para tu rutina de caminata y empezar con el pie derecho.

  • -Comienza poco a poco. Planea que durante toda la semana hagas 150 minutos de caminata (30 minutos al día, durante cinco días a la semana). Conforme te vayas sintiendo, ve aumentando minutos o intensidad.
  • -Tú sabes cómo adaptar tus tiempos. Tal vez haya días en los que no puedas caminar ni un solo minuto, así que intenta aumentar más tiempo en los momentos que tengas libres. La meta es completar los 150 minutos durante la semana, tú los distribuyes como desees.
  • Mide tu ritmo cardiaco mientras caminas con tu Fitbit, de modo que sea entre el 50 y 70 por ciento de tu máximo.
  • -Estudia tus zonas cardiacas para que, poco a poco, aumentes la intensidad y tengas una medición más precisa de tu actividad física, más que solo tomar el tiempo.

Ojo: Cuando sientas que este tipo de ejercicio es demasiado fácil, empieza a aumentar la intensidad, o comienza a trotar. Ve poco a poco, tú más que nadie conoce el avance que necesitas.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email