automasaje-anti-estres

5 técnicas de automasaje para liberar la tensión

Cuando te sientes tenso o estresado (o solo deseas consentirte), nada mejor que recibir un masaje. Pero hay ocasiones en las que necesitas alivio rápido ¡o no tienes el dinero para gastar en un spa! En estos casos, la relajación puede encontrarse mucho más cerca de lo que piensas. El automasaje, en el que usas tus propias manos o accesorios, como una pelota de tenis o un rodillo de espuma para hacer giros y relajar los músculos, puede ser la manera perfecta de tranquilizarse luego de un día difícil. Aquí te damos algunas técnicas para comenzar:

Dedos cansados: 

Cruza la pierna derecha sobre la rodilla izquierda y entrelaza los dedos con la mano izquierda con los del pie derecho. Mantén la mano en esa posición, mientras giras el tobillo en ambas direcciones. Cambia de pie. “Es una forma maravillosa de movilizar los dedos de los pies y estirarlos, especialmente si usas zapatos estrechos ese día”, comenta Jill Miller, autora de The Roll Model.

Pies doloridos: 

“El pie tiene 26 huesos, lo que significa que hay muchas articulaciones ahí abajo”, dice Miller. “Mejorar el movimiento del pie ayudará a cómo se mueve todo el cuerpo”. Y esto es lo que recomienda: Párate con una pelota de tenis debajo de uno de los pies y rueda ésta a lo largo de todo el pie, deteniéndote cuando encuentres un lugar particularmente apretado. Si sientes demasiada presión, hazlo mientras estás sentado o apoyado contra una pared. Cuando ese pie se sienta mejor, pasa al otro.

Para el cuello: 

Acuéstate de lado con un rodillo de espuma debajo del cuello. “Debe estar ajustado en el área entre la mandíbula y el hombro”, señala Vivian Eisenstadt, fisioterapeuta ortopédica y fisioterapeuta propietaria/directora de Vivie Therapy. Deja que el rodillo encuentre todos los puntos de activación en el costado del cuello. Luego gira un poco sobre la espalda y un poco hacia el frente (simplemente no dejes que presione la parte delantera del cuello). Repite el movimiento por ambos lados.

Hombros tensos: 

¿Inclinado sobre la computadora todo el día? Este movimiento te ayudará. Consigue dos pelotas de tenis, acuéstate en el suelo y colócalas debajo de los hombros. Con los pies en el suelo, levanta la pelvis unos centímetros para aumentar la presión sobre las bolas. A partir de ahí, levanta los brazos y sacúdelos sobre ti. Esto moverá las pelotas alrededor de la zona superior de cada hombro. “Estos músculos trabajan para mantener la cabeza erguida durante todo el día, por lo que tienden a trabajar demasiado”, explica Miller.

Para la parte baja de la espalda: 

Párate y coloca las manos en las caderas con los pulgares en la espalda. Trabaja con estos dedos en la columna vertebral y luego sobre los huesos de las caderas. “Sentirás la tensión del tiempo que has estado sentado”, dice Amber Lamont, terapeuta de masaje con sede en Alberta, Canadá.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email