causas que te hacen engordar

Causas (sin explicación) que te hacen ganar peso

Es normal que consigas una pérdida de peso de vez en cuando. Sin embargo, si has estado siguiendo todos los pasos correctos, como registrar cuidadosamente tus comidas y trabajar duro en el gimnasio, pero la báscula aún no se mueve (o, peor aún, registra un número mayor), puedes sentirte muy frustrado.

“En algunos casos, un problema médico dificulta la pérdida de peso o incluso puede ocasionar aumento del mismo”, señala Angela Grassi, RDN, dietista y fundadora de PCOS Nutrition. Y en casos como ese, simplemente reducir calorías no funciona; se debe consultar a un especialista para abordar el problema.

¿Listo para descubrir la verdadera razón por la cual la báscula se atasca o marca aumento de kilos? Estas son algunas de las causas más comunes de una disminución en la pérdida de peso y lo que puedes hacer para volver a la normalidad.

1. Tiroides

A pesar de que la tiroides es una pequeña glándula ubicada en el cuello, es muy importante para el correcto funcionamiento del organismo, ya que regula las hormonas que controlan el apetito, el metabolismo y la frecuencia cardiaca. Esto significa que si tu tiroides es poco activa, puede generarte una ganancia de peso, además de una falta de energía.

2. Depresión

La depresión afecta a las personas de diferentes maneras. Algunos pierden el apetito, mientras que otros experimentan todo lo contrario. “Puede recurrir a alimentos ricos en calorías para calmar sus emociones”, comenta Cordialis Msoira-Kasago, MA, RDN, portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética. Además, otros síntomas, como la falta de energía y no sentir interés alguno en sus pasatiempos, llega a interferir en la rutina de ejercicios.

3. Problemas para dormir

Dormir poco aumenta la producción de ghrelina, una hormona que estimula el hambre, y también reduce los niveles de leptina, otro tipo de hormona que le dice al cuerpo que deje de comer. Por ello, si existe una afección que interrumpa tu descanso, como insomnio o apnea del sueño, el escenario estará listo para los kilos de más.

¡Ánimo, tú puedes! Lo importante es que identifiques si te sientes conectado con alguna de estas razones y busques ayuda especializada.

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email