10 minutos al día

Cinco formas de mantenerte sano en menos de 10 minutos al día

Ahora que muchos de nosotros nos encontramos sin poder salir de casa, intentamos lidiar con el trabajo, evitar que nuestros hijos se la vivan pegados a la computadora o al celular y mantener un cierto sentido del orden doméstico.

Darse tiempo para estas labores cotidianas, algunas veces, puede parecer complicado. ¡Ni se diga dárselo para hacer ejercicio! Sin embargo, los hábitos saludables debe ser pate de tu día a día, más que quitarte tiempo.

Partiendo de un propósito y de una perspectiva positiva, puede ser mucho más sencillo de lo que crees disfrutar de comidas saludables, encontrar tiempo para hacer ejercicio, liberar un poco de estrés y relajarse para tener una buena noche de sueño. Incluso puedes incluir a tus hijos para evitar que pasen demasiado tiempo traes una pantalla.

Para ello, intentaapartar 10 minutos de tu día, o menos, a lo largo de una semana y observa cómo te sientes al cabo con los siguientes consejos:

Un minuto para una comida más consciente

La alimentación intuitiva es una manera de mejorar tu salud y bienestar: ¡lo dice la ciencia! Escoge entre el desayuno, almuerzo o la cena y dedica un minuto a cuáquero de estas acciones conscientes.

  • Practica la respiración profunda: conecta tu mente con tu estómago antes de tomar el primer bocado
  • Toma un vaso de agua antes de comer
  • Sin prisa, siéntate y come alejado de cualquier distracción
  • Toma un momento para revisar tu nivel de saciedad mientras estás comiendo, y así evitar comer en exceso
  • Lleva un registro físico o virtual para anotar lo que estás comiendo y las señales emocionales que pueden estar provocando que comas por razones que no son el hambre

Una semana de desayunos saludables en tres minutos

Disfrutar de un desayuno más abundante que la cena puede ayudar a prevenir la obesidad y los niveles de azúcar en la sangre. Pero, ¿cómo se puede preparar un desayuno abundante, saludable, rápido y fácil?

¡Haz una gran cantidad de avena durante la noche una vez a la semana! Combina la avena con leche, yogurt y fruta en un recipiente, y refrigera. Cada mañana podrás servirte un tazón que puedes acompañar con un puño de nueces o semillas, ¡y listo!

Haz un entrenamiento corto de 10 minutos

Llevar a cabo ejercicios cortos a lo largo del día te puede traer grandes recompensas. Un minuto de ejercicio intenso intermitente tres veces a la semana es benéfico para tu salud cardiaca.

En la sección “Descubrir” de tu app de Fitbit puedes encontar entrenamientos premium como “10-Minute Core and Legs with Fitbit Coach” o “5-Minute Flat Belly Abs workout with POPSUGAR”.

Además, si agregas 5 minutos de ejercicio diariamiente por un mes, lograrás aproximadamete 155 minutos de actividad física, que se sumarán a medida que vayas progresando para alcanzar tu meta semanal de 150 minutos de zona activa.

Deshazte del estrés en tres minutos

¿Sabías que se ha demostrado que bastan sólo dos minutos de respiración guidada para reducir la frecuencia cardiaca en reposo? ¡No busques más! Utiliza la finción “Relax” incluida en algunos de los dispositivos Fitbit; también puedes probar una de las meditaciones para el estrés de 3 a 4 minutos en Fitbit Premium.

Relájate en 10 minutos para una buena noche de sueño

¿Te sientes agitado o inquito antes de acostarte? Prueba un escaneo de cuerpo completo para calmar tu mente y así, facilitarte el pasar una buena noche de sueño.

En la aplicación de Fitbit, ve a la sección “Descubrir” y selecciona “Mindfulness” donde podrás encontrar una gran variedad de opciones que incluyen meditaciones para dormir, sonidos relajantes e historias para dormir.

Si te estás preguntando de qué manera quieres volverte más saludable, considera que acciones pueden beneficiarte más esta semana y parte desde ahí. Cada acción que lleves a cabo, por pequeña que parezca, es un paso en la dirección correcta. ¡Tú puedes!

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado: no utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Antes de cambiar tu dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios, consulta siempre a tu médico.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email