formas_alimentos_perecederos_duren

Consejos fáciles y útiles para almacenar de forma segura los alimentos perecederos

Mientras todos tratamos de hacer los menos viajes posibles al supermercado durante esta cuarentena,  muchos de nosotros nos preguntamos cuál es la mejor manera de almacenar nuestros alimentos para prolongar su frescura, evitar el desperdicio y, lo más importante, para mantenernos a salvo de enfermedades transmitidas por los alimentos. Si no conoces las respuestas a estas preguntas, no te preocupes, aquí te compartimos valiosos consejos para almacenar mejor tus alimentos perecederos.

Causas de intoxicación alimentaria

Si los alimentos no se manipulan y almacenan correctamente, pueden contaminarse con organismos como bacterias, virus y parásitos. Una vez contaminados, pueden causar intoxicación o enfermedades. Si alguna vez has experimentado una intoxicación por alimentos, sabrás que los síntomas son bastante desagradables.

Dado que muchos casos de intoxicación por alimentos ocurren en el hogar, saber cómo manejar los perecederos es la mejor defensa contra las enfermedades transmitidas por alimentos. Afortunadamente, vivimos en una época en la que existen dos de los inventos más útiles de la vida: ¡refrigeradores y congeladores! Ayudan a mantener los alimentos seguros y prolongan su vida útil.

Los mejores consejos de almacenamiento de alimentos

Mantén las manos, utensilios y superficies limpias.

Lávate las manos con agua tibia y jabón antes de manipular alimentos.

Lava los utensilios con agua caliente y jabón y asegúrate de limpiar regularmente las superficies de la cocina.

No permitas que transcurran más de 90 minutos entre la compra y la refrigeración de tus alimentos. Si es un día caluroso, que no pase de una hora.

Asegúrate de que la temperatura del refrigerador sea correcta. ¡Es un detalle básico para que tus alimentos se mantengan en perfectas condiciones!

Lava los productos frescos antes de guardarlos

Cuando tu despensa llegue a casa del supermercado, asegúrate de lavarte las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Acostúmbrate a lavar bien todas las frutas y verduras frescas y a frotarlas con agua fría antes de guardarlas.

Almacena la carne cruda, aves y pescado correctamente

Los jugos de carne cruda pueden causar contaminación cruzada con los otros alimentos, por lo que es importante almacenarlos en un compartimento de carne separado, en el estante o cajón inferior del refrigerador, debajo de los alimentos listos para comer y en contenedores cubiertos.

Mantén los alimentos listos para comer cubiertos y separados

Este tipo de alimentos deben estar envueltos con papel de cocina, film transparente, recipientes de plástico con tapas o bolsas para congelar. Almacénalos lejos de ingredientes crudos, como carnes, frutas y verduras sin lavar.

Descongela la comida lentamente

Recuerda planificar con anticipación y asignar tiempo suficiente para evitar el crecimiento de bacterias dañinas. Espera 24 horas para descongelar cada dos kilogramos y medio de carne o pollo.

Cocina los alimentos a una temperatura segura

Una regla general de salubridad es asegurarse de que la comida esté bien cocida. Un termómetro para alimentos puede ser útil y una forma confiable de verificarlo, pero si no tienes uno, puedes observar con atención los alimentos que cocinas: la carne ya no debe tener un color rojo oscuro; el pollo debe verse blanco en lugar de rosado y el pescado debe tornarse opaco.

En caso de duda, deséchalo

Las bacterias de la carne cruda, ya sea de cerdo o res, aves o mariscos, se propagan muy fácilmente al contacto con otros alimentos, aunque ya estén cocidos. Si sospechas que la carne cruda no se ha almacenado correctamente o ha estado en contacto con el resto de tus alimentos, ¡deséchalos!

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email