Dieta basada en plantas

¿Las dietas basadas en plantas deben de ser totalmente libres de carne?

¿Las-dietas-basadas-en-plantas-deben-ser-libres-de-carne-totalmente?

¿Te gustaría aprender más sobre el último grito de la moda en alimentación saludable? Las famosas, dietas basadas en plantas, pero ¿qué significa?

Como su nombre lo indica, las dietas basadas en plantas se enfocan en consumir más alimentos de origen vegetal: no solo frutas y verduras, sino también granos integrales, frijoles, legumbres, nueces y semillas. Pero optar por plantas no significa que debas renunciar a la carne y los lácteos por completo.

“El uso de la palabra planta en el título de la dieta sin duda supone el consumo de plantas como una prioridad”, dice Katie Coles, nutricionista registrada en Austin, Texas. “Las plantas tienen enormes beneficios, pero no es necesario excluir la carne para obtenerlos”.

dietas a base de plantas

Las dietas basadas en plantas pueden conducir a una nutrición completa

¿Cuál es la diferencia entre una dieta vegetariana y una basada en plantas? Que las personas eviten la carne implica que su dieta sea basada en plantas: muchos alimentos procesados que no contienen mucha fibra, vitaminas o minerales califican como vegetarianos o veganos.

Por el contrario, las personas que eligen una alimentación basada en plantas generalmente se enfocan en consumir alimentos integrales tales como frutas, verduras, nueces, semillas y más con lo que aseguran una mejor nutrición.

“La mayoría de las personas cuya dieta se basa en plantas cubren su demanda nutricional con los filonutrientes que solo se encuentran en las plantas”, dice Katrina Pilkington, entrenadora personal y educadora de bienestar certificada por NASM en Tampa, Florida.

Incluir algo de carne en una dieta principalmente basada en plantas puede ayudarte a obtener nutrientes difíciles de obtener para las personas veganas o vegetarianas como la vitamina B12, que solo se encuentra en fuentes animales, y el ácido graso omega-3 presente principalmente en el pescado.

“Consumiendo carne podrás obtener aminoácidos de calidad, necesarios para desarrollar y conservar la musculatura, vitamina B12, ausente por completo en los productos vegetales; vitamina D; zinc, colina y mucho hierro, más biodisponible que el que se encuentra en la mayoría de los alimentos de origen vegetal” dice Coles

Las dietas basadas en plantas también te permiten controlar mejor el peso si comes principalmente frutas, verduras y otros alimentos integrales de origen vegetal ricos en fibra.

Los alimentos vegetales integrales sacian mucho y suelen tener menos calorías que los de origen animal por lo que, al seguir esta dieta, las personas tienden a comer menos sin precisamente desearlo”, señala Coles.

Más aún, “es posible que ingieran espontáneamente menos alimentos ricos en calorías y, al mismo tiempo, consuman más antioxidantes, fibra, vitaminas, minerales y otros componentes en plantas” añade.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los alimentos de origen vegetal se crean por igual.

Los investigadores han descubierto que quienes siguen dietas no vegetarianas basadas en plantas con un alto contenido de alimentos integrales de origen vegetal (frutas, verduras, nueces, frijoles y cereales integrales) ricos en fibra, grasas insaturadas y antioxidantes desarrollan un riesgo menor de padecer enfermedades cardíacas, diabetes e hipertensión que quienes consumen proporciones más altas de alimentos de origen vegetal a basa de harinas y azúcares refinados, jugo de frutas y derivados de la papa.

Entonces, que un alimento técnicamente se derive de plantas no implica que sea saludable. Es necesario indicar que, curiosamente, ambos grupos consumieron algunos productos de origen animal.

plantas y vegetales

La cantidad de carne que consumen los comedores de plantas puede variar

No existen reglas establecidas para las dietas basadas en plantas, aunque la mayoría de las personas que adoptan la etiqueta comen considerablemente más alimentos de origen vegetal que animal. Elegir este tipo de alimentación te da la libertad de crear un menú con el que te sientas cómodo: si eso significa comer carne dos o tres veces por semana, o con mayor frecuencia, depende de ti.

Si te identificas con este estilo de vida, es más probable que comas algo de carne dentro de un plato salteado rico en verduras, pero la flexibilidad del plan de alimentación significa que podrás encontrar la manera de incluir un bistec en tu dieta de manera ocasional si eso es lo que disfrutas en ocasiones especiales.

“El objetivo es no ser tan binario en el pensamiento a la hora de comer e incluir únicamente más alimentos ricos en filonutrientes y nutrientes de fuentes reales que beneficien la salud en lugar de disminuirla”, dice Pilkington.

Si abstenerse por completo de la carne es la razón por la que evitas adoptar una dieta basada en plantas, necesitas saber que puedes mantener la carne incorporada en tu dieta y aun así identificarte como una persona que mantiene una dieta a base de plantas.

dieta plantas y carne


*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado: no utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Antes de cambiar tu dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios, consulta siempre a tu médico.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email