acabar-con-los-antojos

El secreto para acabar con el antojo

Imagina un mundo donde puedas estar rodeado de comida y, con todo, tener la capacidad de controlar tu apetito superando el antojo; donde, quizá, puedas comer menos calorías y no sientas hambre durante el día. Suena  imposible, ¿verdad? ¡Pues no lo es! Identificar qué nutrientes te sacian más saciantes es la clave para controlar el antojo y, de paso, perder algo de peso.

Al combinar el poder de las proteínas con la fuerza de la fibra, obtienes una estrategia para combatir el antojo. Las proteínas son un poderoso nutriente para controlar el hambre y el peso, puesto que de todos los macronutrientes es el que te hace sentir más lleno, en tanto que los carbohidratos simples (¡azúcar!) son los que menos saciedad causan.

La fibra no está muy lejos de la proteína en términos de poder saciante, ya que tarda más en digerirse con lo que se producen hormonas las cuales envían señales a tu cerebro para suprimir el apetito, controlando el hambre.

¿Cómo crear comidas para combatir los antojos?

Lograr el equilibrio adecuado de proteínas y fibra no implica que debas comerte un pollo entero o desayunar un plato de salvado todas las mañanas, sino incluir alimentos ricos en proteínas y fibra en cada comida y distribuir el resto de los nutrientes durante el día.

Consumir de 25 a 30 gramos de proteína por comida podría ser una decisión razonable, teniendo en cuenta que la cantidad exacta te la dará un profesional de la salud de acuerdo con tus características personales. Recuerda que, con la aplicación de Fitbit, puedes llevar un registro de tus comidas.

En cuanto a la fibra, trata de consumir al menos 25 gramos al día si eres mujer y 38 si eres hombre, distribuida a lo largo de tus comidas y refrigerios; esto es, al menos, de 5 a 10 gramos de fibra por comida por día. Esto también lo puedes rastrear fácilmente utilizando la función de registro de alimentos en la aplicación Fitbit.

Quizá te preguntes cómo traducir los nutrientes en alimentos reales. Las principales fuentes de proteínas incluyen pollo, pescado, carne, frijoles, tofu, productos lácteos, huevos, nueces y granos integrales; los alimentos que aportan la mayor cantidad de fibra son cebada, avena,  frutas, verduras, nueces, semillas y legumbres, que seguro pueden ayudar a reducir el antojo entre comidas.

  • Ideas para el desayuno: 400–500 calorías, 25–30 g de proteína, al menos 5 g de fibra.
  • Ideas para el almuerzo y la cena: 300–500 calorías, 25–30 g de proteína, al menos 5 g de fibra.
  • Ideas para snacks: aproximadamente 200 calorías, 10-20 g de proteína.

Prueba esta receta saludable, solo da clic en la imagen:

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email