Fitbit_Charge5_Lifestyle_Home_Workout_Black_8743_Cropped_Center

Estrés crónico: ¿Qué enfermedades puede causar y cómo puedes evitarlo?

Ya hemos hablado antes del estrés y de cómo este afecta nuestra calidad de vida y relaciones interpersonales. También hemos expuesto que el estrés no es malo por sí mismo, sino que se trata de una respuesta natural del sistema nervioso para hacer frente a situaciones que el cuerpo identifica como amenazantes. 

Entonces, en niveles bajos y en determinados momentos, el estrés funge como un impulso para enfrentar un desafío laboral o atrevernos a intentar algo que nos provoca un tanto de miedo; entonces, gracias a este estrés positivo también logramos emprender nuevos proyectos y dominar nuevas habilidades . Pero ¿Qué sucede cuando el estrés está en nuestro cuerpo de manera constante y persistente? impidiéndonos disfrutar de cualquier actividad y afectando nuestro sueño y estado de salud general. 

El estrés crónico produce ansiedad, depresión, insomnio, dolor muscular, alta presión y debilitamiento del sistema inmunitario; también contribuye al desarrollo de enfermedades graves del corazón. Otros síntomas asociados al estrés crónico son la diarrea o estreñimiento; mala memoria; dolores de cabeza; falta de energía o concentración; problemas sexuales; bruxismo; dolor de estómago y pérdida acelerada o aumento de peso.

Para evitar que el estrés alcance niveles inmanejables es importante estar conscientes de nuestros estresores cotidianos y cómo los gestionamos. Y es que un mal manejo de los estresores cotidianos también puede llevarnos a adoptar hábitos negativos relacionados con el abuso de sustancias o comer compulsivamente. Quien sufre estrés crónico también ve cómo se desgastan paulatinamente las relaciones con su pareja, familia o amigos. La mejor respuesta a los estresores cotidianos es adoptar un estilo de vida sana sano basado en una alimentación equilibrada, actividad física y la práctica de mindfulness

El primer paso para atender oportunamente el estrés es detectarlo, y esto es posible gracias a las herramientas Fitbit entre las que se encuentra el monitoreo de la frecuencia cardiaca. También puedes practicar sesiones de meditación, y para no que no se queden en un propósito incumplido, establecer objetivos semanales y recordatorios diarios tan cortos o largos como tu agenda lo requiera. 

La aplicación Fitbit también te ayuda a programar y practicar sesiones de relajación o respiración profunda. La respiración profunda puede ayudarte a liberar el estrés y entrar en un estado mental más tranquilo. Estudios científicos han demostrado que el hecho de tomarse unos minutos cada día para relajarse puede reducir la presión sanguínea y disminuir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

El mindfulness es una de las maneras más simples y accesibles para evitar el estrés crónico pues lo único que necesitas para comenzar a practicarlo es tiempo. Sé paciente. No te desesperes si al principio te cuesta trabajo concentrarte y poner tu mente en blanco, como cualquier disciplina, irás mejorando con la práctica. Para tener sesiones de meditaciones y respiraciones profundas exitosas también puedes recurrir a aditamentos como la música clásica o instrumental o a la humidificación con aceites esenciales. 

Recuerda que puedes acceder a estas sesiones en la baldosa MINDFULNESS de la aplicación de Fitbit y revisar tu historial semanal  o mensual; mientras que la versión premium te da acceso a más de 90 sesiones que te ayudarán a sentirte relajado y vencer los estresores cotidianos que eventualmente nos llevan a enfermar de estrés crónico. Cuéntanos ¿tú cómo sobrellevas las dificultades cotidianas para que no interfieran con tu salud física y emocional?   

Compártelo con tus amigos:

Facebook
Twitter
Email