Hay algo especial en la playa que te ayuda a disipar el estrés y a mejorar tu mentalidad y no está en tu cabeza.

¿Por qué es relajante estar en la playa?

Hay algo especial en la playa que te ayuda a disipar el estrés y a mejorar tu mentalidad y no está en tu cabeza.

Algunos estudios explican las diferentes razones por las que la orilla del mar te ayuda a relajarte y, aunque los investigadores continúan explorando estos asombrosos y un tanto misteriosos efectos secundarios, es bueno saber por qué la playa es tan relajante.

Escuchar las olas es relajante

“Las versiones más tranquilas de las olas del océano suelen tener una frecuencia de alrededor de 12 ciclos por minuto, muy similar a la respiración de un ser humano dormido” según explica el experto en sonido y comunicación Julian Treasure. Por lo tanto, escuchar estos choques puede desencadenar la sensación de descanso e incluso de sueño.

Te puede interesar: Las 6 nuevas formas de manejar el estrés y la ansiedad

Los espacios de color azul mejoran el estado de ánimo

Pasar tiempo cerca del océano o un río, arroyo, lago, estanque o cualquier otro cuerpo de agua, también llamado “espacio azul”, es bueno para tu mente según una revisión de 33 estudios publicados a principios de 2020.

Además, de acuerdo con un estudio publicado en Environmental Research en 2020 los adultos pasaron 20 minutos al día cuatro días a la semana durante tres semanas caminando en un espacio azul o uno urbano o bien descansando en un lugar de control. Aquellos en el espacio azul experimentaron una mejor salud mental.

“Se produce cierta reducción del estrés y restauración”, dice el autor principal del estudio, Mark J. Nieuwenhuijsen, quien es profesor de investigación en epidemiología ambiental en ISGlobal.

“La gente se siente más a gusto y, además, realiza actividad física lo que también contribuye a mejorar el estado de ánimo”. Visitar un espacio azul durante dos horas o más ayuda con los problemas de salud mental, agrega, por lo que mientras más tiempo puedas pasar en la playa será mejor.

Summer beach vacation concept, Asian woman with bikini relaxing and arm up on sea beach at Phuket, Thailand

La arena te ayuda a conectarte con la tierra:

Las técnicas de conexión a tierra te ayudan a estar más presente en el momento lo que a su vez reduce tu ansiedad. “La conexión a tierra le permite estar en el aquí y ahora lo que reduce los pensamientos distractores”, explica Breann D’Alessandro, cofundador del One Step At A Time Therapy Center en East Brunswick, Nueva Jersey.

En la playa puedes practicar conectarte a la tierra caminando o sentándote y simplemente sintiendo la arena en tus pies, su temperatura, si está húmeda o seca, cómo se desliza entre los dedos de los pies o cualquier otra característica.

Tus ojos pueden relajarse

“En contraste con un paisaje urbano visualmente abarrotado, mirar al mar no tiene un punto focal: es un espacio interminable que la mente puede explorar de manera muy simple”, dice la analista cultural Margaret J. King, directora del Centro de Estudios y Análisis Culturales. “Es difícil pensar en un lugar que ofrezca un aspecto más relajante que un lugar junto al mar”.

Puedes escapar de las pantallas

Probablemente tengas tu teléfono contigo en la playa, pero trata de despegarte. “La reducción del tiempo frente a la pantalla te permite estar presente y ser consciente”, dice D’Alessandro.

Esto incluso puede llevar a cierta introspección a medida que te comunicas contigo mismo en lugar de exponerte al feed de tus redes sociales. Así, en vez de compararte con los demás, puedes descubrir cómo te está yendo y cómo te sientes realmente.

La luz del Sol puede tener beneficios mentales

Sigue usando su protector solar, pero ten presente que las investigaciones sugieren que la exposición a la luz solar desencadena la producción de serotonina. Este neurotransmisor ayuda a regular el estado de ánimo y una mayor cantidad de él puede favorecer una perspectiva más optimista.

Te puede gustar:¿Deseas encontrar tu propósito? Deepak Chopra nos enseña el camino

Esta información es sólo para fines educativos y no pretende sustituir al diagnóstico o tratamiento médico. No se debe utilizar esta información para diagnosticar o tratar un problema o condición de salud. Siempre consulta a tu médico antes de cambiar tu dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicio.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email