usar-cubrebocas

¿Usar mascarilla me ayudará a estar más saludable?

Existe evidencia de que si el 80% de las personas usaran una mascarilla, cubrebocas o barbijo (como le conocen en varios lugares de Latinoamérica) los casos de COVID-19 disminuirían dramáticamente, por lo que el uso de máscaras universales es una herramienta útil en la lucha global contra la pandemia, ¿pero qué hacen exactamente las máscarillas y por qué el protocolo parece tan confuso?

Para responder a esta pregunta, tenemos que retroceder a marzo de este año, dice el médico Jeff Pothof, director de Calidad y Seguridad de UW Health en Madison, Wisconsin. En los primeros días de la pandemia de COVID-19, los expertos en salud no querían que las personas usaran máscaras. “La cuestión es que el material era escaso”, dice Pothof. “No creo que nadie quisiera que se produjeran más cubrebocas cuando pensamos que no había mucho beneficio”. Además de eso, añade, había razones para creer que las personas que usaban mascarilla se tocaban la cara con más frecuencia.

A medida que pasaban las semanas y los investigadores aprendían más sobre COVID-19, se hizo evidente que los barbijos podrían ser muy útiles para prevenir la propagación. “Sabíamos que había transmisión asintomática, pero no pensamos que fuera una forma muy probable de que las personas se infectaran”, dice Pothof. “Pensamos que las personas sintomáticas estarían diseminando mucho más virus que las personas asintomáticas”. Al final, los estudios mostraron que en realidad hay una población bastante grande de personas con COVID-19 que no tienen síntomas y pueden transmitir el virus. “Entonces eso nos preocupó”, dijo.

Investigaciones adicionales probaron que no es necesario toser ni estornudar para transmitir COVID-19. “La tos y los estornudos generan muchas gotas, pero no son muy comunes”, explica. “Incluso las personas enfermas no están constantemente tosiendo y estornudando. Pero tenían un estudio que decía que incluso hablar podría generar gotas con suficiente fuerza para infectar a las personas”.

Aquí es cuando la actitud ante el uso de mascarillas cambió y, por ende, los expertos ahora sugieren que todos las usemos en espacios públicos. “Todavía teníamos el riesgo de que las personas sanas se infectaran potencialmente, pero también existía evidencia de que una gran cohorte de personas con COVID-19 y ningún síntoma , podrían infectar a otros con solamente hablar cerca de ellos”, dice Pothof.

Por ello, y con ayuda de los expertos, te dejamos estas recomendaciones que necesitas conocer sobre el uso de los cubrebocas:

¿Me ayudaría para no enfermarme?

Si bien es probable que el beneficio sea el máximo, el uso de cubrebocas no es una herramienta para prevenir la infección, sobre todo con la diversidad de mascarillas que hoy existen. “Las mascarillas actuales no están probadas”, dice Pothof. “Si soplas con fuerza el aire puede atravesar esos barbijos, lo mismo si inhalas y hay aire que circula al costado de esos productos”.

La principal ventaja del cubrebocas es evitar que las personas asintomáticas transmitan el virus a otros. Con la tela o tela tan cerca de su cara, está emitiendo menos gotas en el aire. “Si usas una de esas máscaras y respiras, comenzarás a sentir la humedad”, dice Pothof. “Esa es tu máscara atrapando las gotas. Si estabas infectado con COVID-19, ahí es donde se queda el virus, de donde le resulta mucho más difícil salir “.

¿Cuándo debería usar mi cubrebocas?

A Pothof le parece que hay mucha confusión sobre cuándo deben usarse las mascarillas. “Cuando estoy en la comunidad veo todo tipo de cosas, como gente sola en sus autos usando cubrebocas”, dice.

Recuerda que el cubrebocas lo usamos principalmente para proteger a los demás; si estás cerca de otras personas, debes usarlo.

Al usar el cubrebocas, estás ayudando a otros. Pothof se refiere principalmente a las personas que se creen sumamente saludables y, por tanto, piensan que no necesitan usarlo e incluso los compara con quienes, en la década de 1980, no eran muy receptivos a la idea de que el cinturón de seguridad era un excelentes equipos de protección para el conductor y para las personas alrededor.

“Creo que debemos normalizar rápidamente esta idea de que usamos máscaras, no porque somos débiles o hay algo mal con nosotros, sino porque nos preocupamos por otras personas y no queremos enfermar a los demás“, dice Pothof. “Es algo que debemos hacer para demostrar que estamos juntos en esto y que vamos a superarlo”.

Aquí te dejamos un video que tuvimos con unos expertos en el tema donde se habla de la situación actual de la pandemia:

*Este artículo no pretende sustituir el consejo médico informado. No utilices esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud o condición. Siempre consulta con tu doctor antes de cambiar una dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on email